Con solo cambiar una vieja caldera de gasoil por otra de condensación o de baja temperatura con gas natural, una comunidad de vecinos puede bajar hasta un 40% su consumo energético, aunque el recorte en la factura no sea en la misma proporción (hay que pagar la inversión de la nueva instalación). Una muy buena.. Leer más →